Estocolmo… dos atracciones fascinantes…

Para los amantes de la historia y la música Estocolmo tiene dos imperdibles:

El Gamla Stan y el Museo Abba.

Estocolmo

Llegamos a Estocolmo en bus desde Oslo, el recorrido de la zona rural en el límite de estos dos país nos muestra imágenes de postal.

Estocolmo es la capital de Suecia. Es una ciudad a la vez moderna e histórica. Llena de matices y rincones atractivos. Está construida sobre 14 islas, las cuales se encuentran unidas por 57 puentes que permiten recorrerla por completo. Por ello se la llama: «la Venecia del Norte».

En esta ciudad se entregan, desde 1902, los premios Nobel de: Medicina o Fisiología, Literatura, Economía, Física y Química. Mientras el Premio Nobel de la Paz, se entrega en Oslo.

Hay mucho más para ver y recorrer pero quiero hablar de estas dos atracciones, ya que son las que más visité y estaban entre mis «visitas obligadas». 

El Gamla Stan

Es la isla en la que se originó Estocolmo, por lo tanto su valor histórico es inigualable. Por toda la zona se observa la cultura vikinga o por lo menos los estereotipos que se tienen de ella.  Sus calles angostas y empedradas de estilo medieval, son ideales para perderse sin rumbo fijo, curioseando en cada comercio de productos típicos. 

La arquitectura tiene características alemanas ya que sus primeros habitantes fueron de originarios de ese país.  Se encuentra muy bien conservada. Hay negocios variados, pintorescos restaurantes con mesas en las veredas y calles,  además de entradas misteriosas que prometen aventuras en supuestos bares vikingos. 

Entre los edificios importantes que se encuentran en el Gamla Stan, están el Palacio Real y el Parlamento de Suecia.

También se encuentran varias iglesias y hermosos museos como: la Catedral Nacional de Suecia, la de Estocolmo y el Museo Nobel. 

La monarquía sueca es constitucional. Su monarca actual, desde 1973, es Gustavo VI Adolfo, su esposa Silvia, convertida en Reina Consorte es de origen alemán y plebeyo. 

Los invito a ver algunas imágenes…

Museo Abba

No sé si este museo será sólo para fans… yo soy muy parcial al respecto… adoré su música y aún escucho y canto sus canciones a toda voz… 

Me gustó mucho, ya que además de toda la información, la música, los recuerdos, es un museo interactivo: te hace cantar, bailar, actuar, etc… te hace sentir parte del grupo. 

Para llegar a él hay varias opciones. En nuestro caso tomamos un Ferry desde Gamla Stan y llegamos muy rápido.

La isla Djurgården aloja a otros museos interesantes como: el Museo de Biología, el Museo Skansen (que muestra réplicas arquitectónicas de Estocolmo y un zoo), el Museo Vasa (dedicado a este barco), el Museo Nórdico (sobre las tradiciones y cultura de la zona), el Aquaria, o Vattenmuseum (museo del agua)  y el parque de diversiones Gröna Lund.

Aclaro que es conveniente abonar las audioguías, ya que es imprescindible contar con explicaciones en su idioma para no perderse nada de lo que se exhibe…

Llegar, entrar y sumergirse en la música… desde el inicio, lo primero que vimos fue la colección de guitarras, algunas de las cuales pertenecientes a referentes impresionantes de la música. 

Luego ya nos introducimos en los orígenes del grupo… quiénes eran antes de Abba, sus historias y antecedentes en la música. Luego el momento del encuentro, las historias de las dos parejas y el comienzo de una aventura artística compartida. 

Se pueden ver réplicas de su vestimenta, estudio de grabación, ambientes de la casa en la que componían las canciones, los camerinos, etc… 

Me emocionó mucho la cocina donde se inspiró Björn para escribir una canción muy sentida para mí: «Se me está escapando»

Es un museo interactivo, se puede cantar, elegir vestuario (en forma virtual), cantar mientras Benny y su nueva banda toca para nosotros, y hasta grabar un video… Con el número del ticket se va guardando todo en la página del museo y luego se puede descargar de ahí.

Espero que te haya interesado el artículo.

No te vayas sin responder…

¿Cuál es tu canción favorita de ABBA?

Deja un comentario