Recorriendo Tucumán – Circuito Sur

El sur de la provincia nos permite conocer algunas de las ciudades más tradicionales de Tucumán, tal vez las conocemos de escucharlas en nuestro cancionero folklórico. 

Lules, Famaillá, Acheral y Monteros.

Saliendo de la capital tucumana hacia el sur por la RP 301, a 20 km. se encuentra Lules. Las Ruinas de San José de Lules, con su riqueza cultural y arquitectónica nos invita a realizar la primer parada en nuestro recorrido.  

Con su variada actividad industrial y sus cultivos de frutillas nos recibe esta ciudad de creciente población. 

Continuando por la misma ruta se llega a Famaillá localidad que ya visitamos anteriormente (Valles Calchaquíes).

Al acercarse a Acheral las plantaciones de caña de azúcar y cítricos dominan el paisaje. De repente, una suave inclinación nos hace ascender y nos sorprende la aparición de la selva tucumana. 

Siguiendo hacia el sur por la RN 38, se encuentra Monteros. Localidad básicamente dependiente de la industria azucarera. Es la cuna de la «randa» (delicada artesanía de hilos entretejidos en un bastidor que fue introducida en la época colonial). Se encuentra rodeada por ríos, por lo que aumentan sus posibilidades recreativas. Cercanas a la ciudad se encuentran varias reservas: Reserva Los Sosa, Reserva La Florida y la Quebrada del Portugués.

No tengo fotos de esta zona… pero les regalo nuestra música. Canciones donde se nombran estas localidades. Espero las disfruten.

Ibatín, Concepción, Aguilares, Alberdi

Por la misma RN 38, 25 km. más al sur, se encuentra Ibatín, locación donde se realizó la primera fundación de Tucumán, allá por el año 1565. Aún se encuentran los cimientos originales. 

Siguiendo por la misma ruta, un poco más al Sur se llega a Concepción, una ciudad movida, dependiente de la agricultura. La Plaza Mitre es el centro social y cultural de la localidad, manteniéndose la tradición de la banda dominguera. Entre sus atractivos, se puede visitar el «Museo del Automovilismo Nasif Estéfano».

Aguilares es conocida como la «Capital Nacional de la Caña de Azúcar», en agosto tiene lugar su fiesta, con elección de la Reina por un año. En enero esta población espera a los visitantes para la celebración del Carnaval. 

En  las cercanías de Alberdi, se encuentra el Dique Escaba. Allí, el paisaje conjuga valles de tierras fértiles con cerros llenos de vegetación. La Quebrada, La Piedra Llorona, y la reserva de murciélagos invitan a visitar este Dique.   

La Cocha,  Rumi Punco, Taco Ralo, Simoca

Siguiendo por la RN 38 hacia el sur se encuentra el departamento La Cocha, el cual incluye la localidad del mismo nombre y Rumi Punco, entre otras. En esta zona se encuentran paisajes variados: verdes llanuras, yungas y alturas cercanas a los 2000 mts. Es un lugar propicio para el turismo activo. Ejemplo de ello es el recorrido a los antiguos túneles de Rumi Punco. 

Cercana a La Cocha se encuentra el Salto Los Pizarros, el cual tiene una altura de 80 metros. Al fondo de la caída, el agua forma un piletón de casi 50 metros de diámetro donde los visitantes se pueden bañar, nadar y ducharse bajo la cortina de agua. Como advertencia es necesario decir que sería conveniente realizar este recorrido con un guía, para evitar desviarse del camino. 

Regresando a La Cocha y tomando la RP 334 se llega a Taco Ralo, punto que marca el retorno a la ciudad capital. Esta zona cuenta como característica turística la presencia de aguas termales.  

A 17 kilómetros de la población se encuentra el pozo surgente de agua termo mineral conocido como Puesto del Medio el cual es considerado uno de los mejores para realizar baños termales y de barro para la belleza.

Subiendo por la RN 157, luego de recorrer cerca de 70 km. pasando pueblitos que nacieron a la vera del ferrocarril; se llega a Simoca.

Esta localidad es la sede de la Fiesta Nacional del Sulky, la cual se realiza anualmente en el mes de Noviembre y que se caracteriza por su gran desfile de diversos carruajes. Otro atractivo tradicional de esta ciudad es la Feria de los Sábados, en la cual los lugareños ofrecen sus mercaderías, utilizándose el sistema del «trueque» para el intercambio.

Ya a la altura de Simoca, nos encotramos a 70 km de la capital Tucumana y del final de nuestro recorrido.